Todas las vidas valen siempre la pena

Las palabras de Benedicto XVI en la Fundación San José me impactaron profundamente. En su breve intervención, que no me atrevo a resumir, recordó la verdadera dimensión de las vidas de las personas enfermas y discapacitadas, y su papel fundamental en la sociedad.

El mensaje del Santo Padre no se dirige únicamente a los católicos. Alguna vez he comentado en el blog cómo profesionales de mentalidades muy distintas son capaces de volcarse con las personas aparentemente más limitadas y enfermas y descubrir en ellas amor, agradecimiento, gratitud… Benedicto XVI amplía el foco y otorga a estas vidas y a estas labores de atención su verdadera dimensión. De verdad, dedicad cinco minutos a leerlo o a ver el vídeo. Vale la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s