Punto y aparte para el hombre de las comas

¿Una coma? ¿Aquí? ¿Sí? ¿Por qué? Hoy ha muerto el hombre de los puntos y las comas, de las correcciones ortográficas y estilísticas. La noticia me ha llegado por correo electrónico. Así se reciben hoy día, compuestas de unos y ceros, escritas de cualquier modo, y atropellando a gramáticas y ortografías, viejas damas que piden un tiempo del que muchos parecen no disponer.

El hombre de las comas ha puesto hoy un punto y aparte en su vida. Cada texto de la publicación en la que trabajé durante algún tiempo se sometía a su escrutadora mirada, que no pasaba por alto ni un detalle. Aquí falta una coma, aquí sobra, ¡pero hombre!, no te dejes este acento, ¿quién ha escrito esto?, no se entiende este párrafo…

Aprendí de ti a cuidar el modo de escribir, a estar en el detalle, a perder cinco o diez minutos charlando alegremente, algunas anécdotas de la historia de la ciudad, de tu Sarriá, a llevar la enfermedad con buen humor…

No sé si en este post me he dejado algún punto, alguna coma, un acento o una errata. Lo siento, el hombre de las comas se ha ido y su bolígrafo rojo no garabateará más páginas. Ricard, descansa en paz, aunque una de tus guerras, la de los puntos y las comas, la estemos perdiendo, tranquilo. En el Cielo todos escriben bien. En la tierra, algunos todavía lo intentamos.

(Mira, he puesto en cursiva o itálica la palabra post, aunque no he comprobado si está ya o no en nuestro diccionario).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s