Hasta el más tonto hace relojes

Uno de los síntomas de la enfermedad que nos aqueja es comprobar cómo nos hemos convertido en una sociedad sobornable. Incluso los indignados están socialmente sobornados. Aquí, en nuestro país, por ejemplo, no han recibido el apoyo que cabría esperar para una causa justa (aunque no pocas causas justas son ninguneadas por los medios y por buena parte de la sociedad).

Hace apenas cuatro años, en plena burbuja inmobiliaria, continuábamos comprando pisos a precio de oro y no recuerdo acampadas en las principales plazas de las grandes ciudades. Denuncias hubo, pero a otro nivel. Conclusión: mientras vaya bien, a tragar. Punto.

Hace unos días se lanzó el nuevo modelo de iPhone. Apenas unas horas después, moría Steve Jobs. La reacción ante la muerte de este genio de la tecnología fue, en mi opinión, desproporcionada. La gente se muere. Y Jobs, aunque nos pese, murió también, como cualquiera, a pesar de sus miles de millones de dólares.

Apple anunció días después que los pedidos del iPhone 4s habían batido todos los récords: más de un millón en un sólo día. Una salvajada. Con la que está cayendo, un millón de tipos se comprometen a pagar 200 pavos por un teléfono. Algunos se plantean cambiar el iPhone 4 sin S por el nuevo modelo, es decir, sustituir un teléfono con algo más de un año de vida comercial por el último grito en tecnología.

Conozco a algunas personas que han comprado los cuatro modelos. El primero apareció en junio de 2007. El segundo, en julio de 2008. El tercero, en junio de 2009. El cuarto, en junio de 2010. Y, finalmente, el quinto, en octubre de 2011. Cinco teléfonos en cinco años. Por cada uno de ellos ha habido que pagar, a diferencia de otros modelos financiados o subvencionados por las operadoras.

Al principio, el propietario de un iPhone era objeto de la envidia de muchas otras personas de su entorno. Una maravilla de teléfono. Ahora, sin embargo, se ha popularizado y sorprende ver a personas de todas los niveles sociales manejando su iPhone. Por supuesto, también adolescentes. Y algún chaval de diez años.

Me he referido al iPhone, pero podríamos pensar en el iPod Touch, carísimo, que abunda entre los adolescentes de nuestro país. O del iPad. O de tantos otros gadgets de otras marcas. O de otro tipo de productos, como los coches de gama alta (Porsche hizo su agosto con el Cayenne hasta que estalló la crisis, a partir de 66.370,00 euros es suyo, si no le importa pasearse con la versión “barata”).

Un amigo me comentaba hace un tiempo que, aun ganando un buen sueldo, mientras esperaba en un semáforo se sintió “acomplejado” por la flota de vehículos que le rodeaban. Su coche, un familiar de gama media, destacaba entre los demás, la mayoría de gama alta. Con un cálculo rápido, llegó a la conclusión de que algo fallaba: si su sueldo se encontraba entonces en un franja muy superior a la media, ¿cómo la media del precio de los coches que veía ante el semáforo era tan superior al precio de su coche?

El que fue mi barbero durante varios años, un chico relativamente joven, solía explicarme sus viajes por el mundo. No, cuando hablo de mundo no me refiero a Londres, sino a Tailandia, Australia, Alaska…

Ayer me vino a la cabeza el dicho “hasta el más tonto hace relojes”. No sé por qué. Tal vez por qué hemos estirado el brazo más que la manga con la complicidad de administraciones y de las instituciones financieras, dando la espalda a realidades muy diferentes en las que el lujo puede ser comer pollo en Navidad.

Anuncios

  1. Paterfamilias

    Gran post.

    Sin embargo hay que tener en cuenta también la “obsolescencia programada” que, en mi caso, me obligará a cambiar de móvil mucho antes de lo previsto por haberlo decidido así el fabricante. A pesar de lo bien que lo cuido, mi batería ya sólo me dura un poco más de 1/2 día …

    Me gusta

  2. easy ways to get rich fast

    Each opportunity has its own commission plan, and many pay bonuses on top of commissions.

    No matter what you buy or what you try, you never seem to make any more than a couple of sales every
    month. Some also have a bigger collection of DVDs
    on Blu Ray than others.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s