“Avances” de ZP y “retrocesos” del PP

No han tardado demasiado en sacar la artillería. El jueves, el Periódico de Catalunya titulaba “Aborto: las mujeres ya no decidirán”, tema del día, a todo trapo y no sé cuántas columnas, con una batería de artículos vendiendo ideas. Hice una foto, no es para menos.

Ayer, en la edición digital de El País, dos chavalotes firmaban una pieza titulada “Rajoy juega a la contrarreforma“, en el que critican que le nuevo presidente del gobierno dé marcha atrás en algunos “avances sociales”:

“En las últimas dos semanas, los ministros han anunciado una catarata de reformas, muchas de ellas pensadas para satisfacer a la parte más conservadora del partido, como la del aborto, la sustitución de Educación para la Ciudadanía o el replanteamiento de la píldora del día después, que acabarán rápidamente con algunos avances en cuestiones sociales del zapaterismo.”

Son los de siempre, y me molesta que lo sean y se cierren en banda de esta forma defendiendo algunas posturas derivadas de un plan para transformar la sociedad en una dirección muy concreta, y en contra de otro modo de ver la vida que les obsesiona.

Se equivocan al calificar las reformas de ZP como avances y los parches de Rajoy como retroceso. Perdón, el que se equivoca soy yo. Creer que titulan, escriben y critican por error es ingenuo. Se retrasa su plan de ingeniería social, que programa a los niños con Educación para la Ciudadanía, y les permite abortar por su cuenta y riesgo, en un quirófano o con la píldora del día después, prescindiendo y ocultando las consecuencias y riesgos de una cosa y otra, por ejemplo. 

Vuelven a la carga y es una lástima, porque la sensibilidad social de algunos partidos va de la mano de modelos de sociedad que se quieren imponer y que dejan fuera a quienes no comulgamos con ruedas de molino, no vemos la tele y no nos basta con el fútbol y cierto nivel de bienestar para dejar de pensar. Ahora, con la crisis, sin el gobierno en sus manos, pierden la oportunidad de continuar con sus “avances”.

Algunos cientos de miles de personas parecen haber despertado y han preferido dejar en manos de otros la responsabilidad de poner un poco de orden en la economía en lugar de “avanzar” tanto en otras cuestiones. Lástima que el cambio venga por el bolsillo y no por la cabeza. Mientras tanto, los voceros como el País o El Periódico se encargarán de recordar que retrocedemos en los derechos de las mujeres o que retrocedemos a la edad de piedra. Lástima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s