¿Quien teme a Podemos?

No es difícil responder a esta pregunta: basta ver las encuestas y escuchar a los líderes de lo que Pablo Iglesias denomina “la casta”. Ayer, el nuevo y flamante ZP destapó –hay que tener valor– la “pinza” que el PP y Podemos están tendiendo al PSOE: “Denuncio la gran coalición que se está produciendo entre los extremos, porque hay un partido que se frota las manos ante el auge del populismo en España”.

Pedro Sánchez se estrenaba ayer en el Comité Federal de su partido como secretario general, por lo que sus palabras hay que tomarlas como una declaración de intenciones de lo que será su estrategia. Y en este contexto apareció Podemos coaligado con el PP.

Podemos ha abierto un boquete en el casco del PSOE que amenaza con hundir definitivamente a los socialistas en las próximas convocatorias electorales. Sin embargo, me llama la atención que Sánchez defina sutilmente a Podemos como populistas… ¡Qué grande, Pedro!

¿Quién se presentó a unas generales prometiendo pleno empleo y negando la crisis cuando esta ya estaba empezando a hacer estragos? ¿Quién ha aprobado una ley del aborto a la que solo le falta hacerlo obligatorio? ¿Quién, cuando para comprar un puñetero antibiótico has de presentar una puñetera receta, permitió que la píldora del día después se dispense en las farmacias a quien la pida, cuando es una bomba de relojería? ¿Quién puso en marcha el Plan E? ¿Quién dejó en España un agujero económico como el de la capa de ozono, millones de parados…? ¿En qué partido militabas entonces, Pedro?

El populismo de Podemos es, por lo menos, más transparente que el vuestro, por eso os castiga en las encuestas. El PP tiene otros problemas: corrupción, falta de sensibilidad social (bueno, tampoco vosotros andáis sobrados) y los que quieras añadir, pero su votante sabe a qué atenerse cuando gobierna, a pesar de la mediocridad y la falta de escrúpulos morales de sus líderes. En definitiva, al PP se le nota un poco más cuando miente, cuando hace demagogia… No saben, muy a pesar suyo, hacerlo tan bien como otros.

Pero de demagogia y populismo –aprobaremos el estatuto que llegue de Catalunya, ¿recuerdas?– se vive unos meses, unos años, pero no mucho más…

La “casta” ha agotado el crédito y le han adelantado por la izquierda. Claro que lo que propone Podemos es inaplicable, pero no tenéis legitimidad para darle réplica. Es más, no hay nadie en el hemiciclo que la tenga.

Hasta dónde puede llegar Podemos nadie lo sabe, pero de lo que sí tengo claro es que con la crisis, el nivel de tolerancia hacia la corrupción y hacia la demagogia se acerca a cero y “el pueblo” empieza por castigar al que más le ha decepcionado.

Pedro, si quieres ponerte al nivel de Podemos, hazlo. Sí intentas plantarle cara, hazlo. Pero creo que las recetas de la abuela Rubalcaba ya no funcionan. Déjate de leches, Pedro, y haz propuestas interesantes y atractivas o te dejarás muchos pelos en la gatera. Pero tendrás que enfrentarte al “aparato”, otra operación de alto riesgo… ¿Podrás?

¿Quién teme a Podemos? Todos, pero, en primer lugar, vosotros. Porque la aparición de Podemos es el síntoma más claro de que el actual sistema de partidos está agotado. Hay que demoler el edificio y construir de nuevo algo diferente.

Anuncios

  1. Pingback: Pedro Sánchez y Podemos | Demasiadas palabras
  2. Pingback: ¿Quién teme a Podemos? (2) | Ir por libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s