Charlie Hebdo y la libertad de expresión

Por partes. Lo primero: lamentable, condenable, execrable… No tiene nombre. Lo que ha sucedido en París no se puede justificar de ningún modo ni en nombre de nadie, como ningún otro atentado contra el derecho más básico del ser humano: la vida.

Lo segundo: la libertad de expresión. Debate que se ha abierto y sumamente delicado. La libertad de expresión es un derecho del que, en mi opinión, se abusa a diario sin que suceda nada. Tal vez porque nos hemos acostumbrado a convivir con medios de comunicación que, de modo habitual, juegan con la verdad como trileros. Quizás sea porque en un asunto como la religión central en la vida de millones de personas se ha convertido en una diana habitual de la sátira de algunos panfletos, obras de teatro u otras expresiones de supuestos artistas.

Pero ahora que dos chalados han perpetrado una masacre en un medio de comunicación francés, nos planteamos ahora el gran problema: ¿existen límites para la libertad de expresión? Creo que la respuesta es evidente: sí.

De hecho, los juzgados resuelven denuncias de particulares demandan a algunos medios que han violado el derecho al honor, han calumniado (perdón por mi desconocimiento de la terminología jurídica) y se dictan sentencias en contra de un periodista y del medio en el que publica para que indemnicen al injuriado y rectifiquen. Ahí está las condenas a Federico Jiménez Losantos, por ejemplo, que perdió en primera instancia sendos juicios contra Ruiz Gallardón y Esquerra Republicana, entre otros.

También hemos visto cómo ha evolucionado la sensibilidad social y legislativa en asuntos referidos a la discriminación de colectivos. ¿A quién se le ocurre hoy día arriesgarse a tratar frívolamente asuntos como la exaltación de terrorismo, el racismo, la igualdad de la mujer, los derechos de los homosexuales…?

Ergo… ¿Es la libertad de expresión un derecho ilimitado? No. Incluso en Cataluña, por ejemplo, existen leyes que van más allá de proteger derechos y crean límites claros que nadie, medio de comunicación o particular debe traspasar si no quiere enfrentarse a un juez.

Más allá de las leyes, el respeto, la responsabilidad y el buen gusto

Como periodista, me repugnan las leyes que limitan el derecho a la libertad de expresión, propias de regímenes autoritarios. Por supuesto, también me repugna que dos tipos irrumpan en una redacción francesa y asesinen a doce personas de Charlie Hebdo. O que el escritor Salman Rushdie fuera señalado por nuestro inolvidable Jomeini como pieza de caza por su obra Versos satánicos.

Sin embargo, tampoco compraría nunca un número de Charlie Hebdo o de El Jueves, porque, amparándose en el derecho a la libertad de expresión, emplean sus páginas para traspasar cualquier límite, ya no legal, sino ético, con un humor fácil y zafio (muy zafio), que no respeta los pocos aspectos sobre los que la sátira se convierte en una ofensa real para muchos.

Tragedia en París, pero nueva edición de Charlie Hebdo y arden iglesias en Níger y, en ellas, algunos cristianos. Nada justifica el asesinato. Pero vale la pena recordar que en el humor cabe todo con un único límite: un mínimo y elemental respeto por las cuatro cosas fundamentales para las personas.

Lo siento mucho por los muertos en Francia, también por los del establecimiento judío. Pero, dado que hay quien no está dispuesto a tolerar que se rían de sus creencias (los católicos las hemos soportado durante años) y están dispuestos a cometer atrocidades injustificadas como respuesta, por favor, empleemos el sentido común y actuemos con prudencia. Porque aquí, mientras muchos son Charlie, en la otra punta del mundo otros pagan las consecuencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s