Etiquetado: 15M

No basta llevar rastas

La crisis, la maldita crisis, no se solucionará. Las desigualdades, tampoco. Los problemas del mundo, tampoco. Ninguna de las soluciones por las que se apuestan resultan válidas, lo siento. Me parece que movimientos como el 15M, por ejemplo, ponen el dedo en la llaga pero están lejos, muy lejos, de poder ofrecer soluciones reales.

Diagnosticar el problema es parte de la solución. Parte. Sólo eso, parte. Y siempre que el diagnóstico sea certero, que no siempre lo es. Durante los años que llevamos de crisis se han realizado incontables diagnósticos, algunos acertados, otros no tanto y… Bueno, hay quienes no acertarían apuntando a un elefante con un tanque a tres metros de distancia. Que si el problema es este, que si el otro, que si es una crisis sistémica, que si no, que si tal, que si cual… ¡Basta! ¡Qué cansinos!

No basta llevar rastas y plantarse en el centro de una plaza para llenarse de la legitimidad necesaria para perpetrar atentados intelectuales como los que hemos visto y oído, ni ser un comunista trasnochado ojeroso y descorbatado para aprovechar la ocasión de demostrar, de nuevo, que algunos viven de los tópicos, ni un liberalcillo que sin apenas argumentos intenta sostener que el sistema sufre imperfecciones…

Chicos, me da la impresión de que estamos lejos todavía de hacer un buen diagnóstico. Seremos capaces de poner parches y, si Dios quiere, salir a flote en lo económico, pero todo esto es mucho más profundo.

Siento el desahogo.

Anuncios

A los indignados “se les va la bola” definitivamente

No he votado a ninguno de los diputados que esta mañana se han dado “un baño de masas” en el Parc de la Ciutadella. El partido al que voté no obtuvo representación parlamentaria. Tampoco concejales. Es más, siempre he pensado que la clase política de este país es, de media, lamentable. Lo es también el sistema de partidos, las listas cerradas, etc.

Creo que esta democracia se deslegitimó en el momento de aprobar leyes como la del aborto. Detecto, como todos, muchas disfunciones, casos de corrupción, decisiones tomadas por intereses inconfesables. Pienso que estos políticos son en buena parte responsables de la crisis. También los bancos. También las empresas. Y también nosotros. Todos, de un modo u otro, hemos contribuido.

Sigue leyendo