Etiquetado: Crisis

Estado del bienestar: un problema que se ha adelantado

Hace años ya se planteaba que, con las tasas de natalidad recientes, mantener el estado de bienestar se iba a convertir en un problema a medio plazo. Bien, aunque sea por otras causas, el problema lo tenemos ya aquí.

Ha sido la crisis la que ha traído los recortes en algunas de las prestaciones que considerábamos hasta hace poco intocables, derechos a los que no podíamos renunciar y a los que nos han hecho renunciar debido a que no hay dinero para mantenerlos. Sigue leyendo

Anuncios

Corrupción: chorizos por todas partes

Corrupción política

Hace un tiempo me topé con este producto y no pude resistirme: hice una foto inmediatamente. Me parece que le viene al pelo a la situación que estamos viviendo en España y Cataluña. Un escándalo se solapa con otro y así el anterior pierde fuerza y presencia en los medios y, por tanto, en la opinión pública.

Tal vez valga la pena hacerse una lista con los casos de corrupción que van apareciendo y no olvidarlos.

¿Más Europa?

Llevamos ya unas semanas escuchando que la salida a la crisis pasa por ser “más Europa”. Pues eso, que hay que ser más Europa. A día de hoy, que yo recuerde, la persona que todo el mundo piensa que acumula más poder en Europa es Angela Merkel. Y, que yo recuerde, esta señora no iba en las listas de ninguna de las elecciones en las que hemos tenido oportunidad de votar.

Más Europa supone ceder soberanía. Más Europa significa dejar de ser un grupo de países que comparten moneda y unas cuantas cosas más para dar pasos decisivos que impulsen una integración real. El problema es que cada vez que se ha intentado el resultado ha sido un sonado fracaso.

¿Más Europa? Tal vez esta crisis nos ayude a avanzar en el camino de la integración.

No basta llevar rastas

La crisis, la maldita crisis, no se solucionará. Las desigualdades, tampoco. Los problemas del mundo, tampoco. Ninguna de las soluciones por las que se apuestan resultan válidas, lo siento. Me parece que movimientos como el 15M, por ejemplo, ponen el dedo en la llaga pero están lejos, muy lejos, de poder ofrecer soluciones reales.

Diagnosticar el problema es parte de la solución. Parte. Sólo eso, parte. Y siempre que el diagnóstico sea certero, que no siempre lo es. Durante los años que llevamos de crisis se han realizado incontables diagnósticos, algunos acertados, otros no tanto y… Bueno, hay quienes no acertarían apuntando a un elefante con un tanque a tres metros de distancia. Que si el problema es este, que si el otro, que si es una crisis sistémica, que si no, que si tal, que si cual… ¡Basta! ¡Qué cansinos!

No basta llevar rastas y plantarse en el centro de una plaza para llenarse de la legitimidad necesaria para perpetrar atentados intelectuales como los que hemos visto y oído, ni ser un comunista trasnochado ojeroso y descorbatado para aprovechar la ocasión de demostrar, de nuevo, que algunos viven de los tópicos, ni un liberalcillo que sin apenas argumentos intenta sostener que el sistema sufre imperfecciones…

Chicos, me da la impresión de que estamos lejos todavía de hacer un buen diagnóstico. Seremos capaces de poner parches y, si Dios quiere, salir a flote en lo económico, pero todo esto es mucho más profundo.

Siento el desahogo.

Dinero, políticos, crisis y corralitos…

Corralito EspañaSe ha perdido la sana costumbre de hablar del tiempo en el ascensor. Ahora se habla de economía. Sí, de economía. Hasta el más zote tiene una teoría, conoce la receta para salir de la crisis o critica sin piedad a los políticos que gobiernan o a los que gobernaron. Sí, ya no se habla de la lluvia o del calor: ahora se habla de dinero.

Enciendes la radio y las tertulias políticas han dejado de serlo: ahora son económicas. Raro es el día en que un periódico no abra edición con titulares económicos, a menudo catastróficos. Además, la austeridad y los recortes no solo han afectado a nuestros bolsillos, también a la autoestima. Y para colmo, expropian empresas españolas, vamos, que se nos mean encima y dicen (y hacemos ver) que llueve.

Sigue leyendo